programaelectoral.com.

programaelectoral.com.

Reformas del sistema de salud para reducir la mortalidad materna y neonatal

Reformas del sistema de salud para reducir la mortalidad materna y neonatal

Introducción

La mortalidad materna y neonatal es uno de los mayores desafíos para los sistemas de salud en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren aproximadamente 830 mujeres por causas relacionadas con el embarazo y el parto, y 2,5 millones de recién nacidos mueren en el primer mes de vida. Estas muertes podrían prevenirse en gran medida mediante la implementación de reformas en el sistema de salud que se centren en la atención materna y neonatal.

Acceso a la atención de salud materna

Una de las principales barreras para reducir la mortalidad materna es el acceso limitado a servicios de atención de salud materna. En muchos países de bajos ingresos, las mujeres viven lejos de instalaciones de atención de salud, carecen de transporte y no pueden permitirse los costos asociados con la atención materna.

Reformas necesarias:

  • Expandir la cobertura de servicios de atención de salud materna a áreas rurales y remotas
  • Proporcionar transporte a las mujeres embarazadas para asistir a los controles prenatales y el parto en instalaciones de atención de salud
  • Reducir o eliminar los costos asociados con la atención materna para las mujeres de bajos ingresos

Mejora de la calidad de la atención materna

Otra barrera importante para reducir la mortalidad materna es la calidad de la atención materna que se ofrece. Muchas mujeres embarazadas y en el parto no reciben la atención de calidad que necesitan debido a una variedad de factores, incluida la falta de capacitación del personal médico, la falta de recursos y equipos médicos adecuados, y las barreras culturales que impiden que las mujeres reciban atención adecuada.

Reformas necesarias:

  • Asegurar que todos los proveedores de atención de salud que atienden a mujeres embarazadas y en el parto estén capacitados en atención de calidad
  • Proporcionar recursos y equipos médicos adecuados en todas las instalaciones de atención de salud que atienden a mujeres embarazadas y en el parto
  • Fomentar cambios culturales que promuevan un enfoque centrado en la paciente para la atención materna

Prevención y tratamiento de complicaciones maternas y neonatales

Las complicaciones maternas y neonatales pueden ocurrir durante el embarazo, el parto y después del parto. Estas complicaciones incluyen preeclampsia, hemorragia postparto y parto prematuro, entre otros. Es crucial prevenir y tratar estas complicaciones correctamente para reducir la mortalidad materna y neonatal.

Reformas necesarias:

  • Proporcionar capacitación especializada en prevención y tratamiento de complicaciones maternas y neonatales para proveedores de atención de salud
  • Asegurarse de que todas las instalaciones de atención de salud tengan las capacidades necesarias para tratar complicaciones maternas y neonatales
  • Desarrollar programas de seguimiento para garantizar que las mujeres con complicaciones maternas y neonatales reciban tratamiento adecuado

Cuidado posterior a la maternidad y la crianza de los recién nacidos

Después del parto, es importante garantizar que las mujeres reciban la atención adecuada para recuperarse y cuidar de sus recién nacidos. La falta de acceso a esta atención y apoyo puede llevar a complicaciones a largo plazo para la madre y el recién nacido.

Reformas necesarias:

  • Proporcionar atención posparto y apoyo a todas las mujeres después del parto
  • Desarrollar programas de educación para padres para garantizar que los padres tengan las habilidades necesarias para cuidar a sus recién nacidos después del alta hospitalaria
  • Mantener la atención y apoyo para las mujeres y los recién nacidos después del alta hospitalaria para evitar complicaciones a largo plazo

Conclusión

La mortalidad materna y neonatal sigue siendo un desafío crítico para los sistemas de salud en todo el mundo. Las reformas en el sistema de salud que se centran en la atención materna y neonatal pueden ayudar a reducir significativamente estas muertes. Al abordar barreras clave como el acceso limitado a la atención materna y la calidad de la atención, la prevención y el tratamiento de complicaciones maternas y neonatales, y el apoyo posterior al parto y la crianza de los recién nacidos, podemos mejorar significativamente la atención de salud materna y neonatal y salvar vidas.